Ventajas de la fisioterapia en el prolapso

¿Qué es el prolapso?

Existen varios tipos de prolapsos y suele ser una condición muy frecuente. Se trata de una caída de uno de los órganos en la zona pélvica y por lo tanto existe una alteración del suelo pélvico, mediante el cual pierde sujeción alterando el normal funcionamiento del resto de órganos.

Síntomas del prolapso

Sus síntomas más habituales pueden ser:

Fisioterapia en prolapso y tratamientos

Fisioterapia en prolapso y tratamientos

  • Incontinencia urinaria
  • Dolor en las relaciones sexuales
  • Bultos palpalbes
  • Lumbago
  • Infecciones vesicales

Tratamiento del prolapso

La fisioterapia en el tratamiento del prolapso tiene grandes ventajas, ya que te enseñará cómo mejorar tu higiene postural habitual y la que usas para ir al baño, y te entrenará para tonificar músculos clave.

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia?

La fisioterapia en obstetricia de esta patología consiste sobre todo en el uso de técnicas y consejos para ayudarte a modificar los hábitos de vida que perjudican al prolapso. Además, descubrirás programas de entrenamiento de los músculos del suelo pélvico y de todos aquellos que están relacionados con su adecuado funcionamiento, logrando el fortalecimiento de toda la zona.

También se te entrena en el correcto desarrollo de ejercicios, como los de Kegel, que fortalecen los músculos pélvicos. La realización de las técnicas te permitirá conseguir una tonificación incluso de la musculatura profunda del abdomen, lo que ayudará a relajar la presión sometida a la zona de la pelvis.

Como se puede ver, una de las principales ventajas del tratamiento con fisioterapia es que no solo se centra en un aspecto del problema, sino que adopta un enfoque global que permite solucionarlo en su conjunto. También, al ser un método conservador, te permite conseguir excelentes resultados en la prevención y mejora de sus molestos problemas derivados, como la incontinencia urinaria o problemas sexuales como la dispareunia. Todo esto sin necesidad de tratamientos invasivos, como la cirugía o los fármacos. Podemos concluir por tanto que la fisioterapia en el prolapso es la opción más segura y eficaz para su mejora y prevención.