Fisioterapia en el embarazo, Parto y Postparto (Obstetricia en Madrid)

Fisioterapia durante la gestación, el parto y el postparto

Fisioterapia durante la gestación, el parto y el postparto

Durante el embarazo en el cuerpo de la mujer se producen una gran cantidad de cambios físicos que pueden producir ciertas dolencias que, pese a ser benignas, provocan una enorme pérdida en la calidad de vida de las gestantes.

Algunas dolencias a tratamos:

  • Ciáticas
  • Lumbalgias
  • Dolor en la región sacra
  • Síndrome del piramidal
  • Piernas hinchadas
  • Dolor pélvico
  • Ardores y acidez
  • Varices vulvares
Fisioterapia obstetrica embarazadas y posparto

Fisioterapia obstetrica embarazadas y posparto

PREPARACIÓN AL PARTO

El embarazo provoca la relajación y debilitamiento de los músculos abdominales y del suelo pélvico. En nuestro centro realizamos una labor preventiva para mantener un tono adecuado de estos grupos musculares. Para ello, dependiendo de cada circunstancia personal, enseñamos a la mujer la forma óptima para dar a luz, evitando y paliando las lesiones provocadas en el proceso.

El inicio del 2º trimestre del embarazo es el momento adecuado para comenzar las clases de preparación al parto. En estas clases se realizan tratamientos:

  • Masaje perineal
  • EPI-NO
  • Posturas de parto
  • Pujos fisiológicos

POSPARTO

El proceso del parto, pese a ser un proceso completamente natural, puede dejar algunas secuales, como:

  • Dolor en la región de la episiotomía o desgarro
  • Dolor en las relaciones sexuales (dispareunias, vaginismos, vulvodinias)
  • Incontinencias de orina de esfuerzo, urgencia
  • Incontinencias fecales o gases
  • Neuropatías del nervio pudendo

    Fisioterapia obstetricia Madrid

    Fisioterapia obstetricia en Madrid

  • Dolor secundario a la epidural
  • Adherencias en la cicatriz de la cesárea

De esta forma, debido a todos los cambios que se producen tras el parto, es necesario hacer una revisión fisioterapéutica (al margen de la ginecológica) para valorar los músculos, nervios y vísceras de esta región y así, recomendar ciertas pautas para permitir una buena recuperación.

De esta forma, sería conveniente realizar una primera valoración a la 6ª semana después del parto.