Método Epi-no. Preparar el suelo pelvico para el parto

El embarazo conlleva un serie de cambios que desde el punto de vista físico, metabólico, endocrinológico y psíquico, preparan a la mujer para su nueva etapa vital. Por ejemplo, la progesterona se produce durante todo el embarazo y ayuda a dar elasticidad a los tejidos.

En el momento del parto se aplica con frecuencia una incisión en el periné, llamada episiotomia, con el fin de evitar desgarros vaginales cuando la elasticidad es insuficiente. Una opción es el Método epi-no, cuyo objetivo es como evitar la episiotomia.

1. ¿Qué es el Método epi-no?

Como su nombre lo sugiere es la utilización de un equipo, el Epi-no, cuyo uso adecuado disminuye la posibilidad de requerir de una episiotomía. Consta de un globo inflable y un manómetro. Se practica mediante la inserción parcial del globo en la vagina, el cual luego se va hinchando para ir progresivamente alcanzando mayores niveles en el manómetro. Esto nos indica la presión que ejerce el suelo pélvico sobre el globo, y con la elevación sostenida de la presión aumentará progresivamente la elasticidad del suelo pélvico.

2. Consideraciones sobre el epi-no

Otra función del Método epi-no es la recuperación del tono muscular del suelo pélvico después del parto. Estos músculos y ligamentos pueden distenderse con los partos, y tornarse fláccidos, lo que lleva a trastornos como incontinencia urinaria, prolapsos genitales y disfunción sexual.

3. Ventajas del epi-no

Es de fácil utilización en el entorno doméstico. Es práctico de usar y sencillo de limpiar ya que no tiene componentes complicados. Su tamaño lo hace fácilmente portátil. Además de mejorar la elasticidad y tono del suelo pélvico, mejora la circulación sanguínea de toda la zona.Y el ejercicio frecuente prepara para evitar un agotamiento prematura a la hora de dar a luz.

4. Desventajas

Como cualquier método de entrenamiento, requiere de constancia. Adicionalmente el equipo puede resultar costoso para algunas personas.

En definitiva, este método es eficaz tanto antes del parto como en la recuperación del mismo, haciéndolo más llevadero.