Qué es la dispareunia en la mujer y el hombre

Es el dolor que puede sufrir a la hora de mantener relaciones sexuales y puede afectar tanto al hombre como a la mujer.

Ese dolor, también conocido como coitalgia, puede implicar desde una simple molestia o irritación hasta dolor fuerte pudiendo darse antes, durante o después de mantener relaciones íntimas.

La dispareunia masculina afecta a un menor porcentaje que a la mujer y aún así debemos tenerlo en cuenta.

Debido a que la dispareunia en la mujer se localiza en la zona pélvica nos encontramos con la dificultad añadida de localizar exactamente la causa.

Causas orgánicas de la dispareunia

Una valoración detallada y análisis clínico puede revelar algún tipo de infección genital.
Se debe tener mucho cuidado con los productos de higiene íntima tanto cremas como jabones, porque pueden ser origen de irritación.
Algunos trastornos en la zona pélvica pueden desembocar en otros ubicados en la misma zona.
Siempre recomendamos un examen clínico para infecciones de tipo bacteriológico.

Causas psicológicas de la dispareunia

Entre las causas psicológicas más comunes tenemos la falta de información para saber cómo actuar en situaciones tan personales.

Dispareunia en la mujer

Dispareunia en la mujer

Dificultades emocionales como la ansiedad, impiden alcanzar y generar un entorno propicio para mantener relaciones satisfactorias.

Vaginismo en la mujer vs Despareunia

Este trastorno, en las mujeres, puede ir asociado a otro problema como el “vaginismo” que es el dolor en la vagina a la hora de iniciar el coito, provocado por los músculos que la rodean.

Debemos conocer las causas, y síntomas para aplicar el tratamiento más eficaz. Esta disfunción se puede tratar con un porcentaje de éxito del 100% si nos ponemos en manos de profesionales adecuados.

En otro artículo veremos más en detalle síntomas del vaginismo, causas y tratamiento eficaz para una solución de éxito. Es importante, tener en cuenta que esta disfunción está íntimamente ligada a la dispareunia encontrándose ambas en la zona pélvica.